La terminación del contrato de trabajo es un tema que, generalmente, provoca conflicto entre las partes, salvo que lo sea por mutuo acuerdo. De no mediar este acuerdo, este conflicto puede culminar en los juzgados del trabajo, para que sea el juez laboral quien resuelva si la terminación del contrato de trabajo, o el despido laboral se ha ajustado o no a la ley, y por ende si se trata de un despido injustificado.

Si considera su despido injustificado, improcedente o indebido, cuenta con dos posibilidades de reclamo: el reclamo judicial, ante los Tribunales de Justicia y el reclamo administrativo ante la Inspección del Trabajo.

El reclamo origina una citación al empleador para que concurra a la Inspección a un comparendo de conciliación ante un fiscalizador. El objetivo es llegar a un avenimiento y de no lograrse un acuerdo, el trabajador deberá recurrir a los Tribunales del Trabajo e interponer una demanda por despido injustificado.

Plazo para reclamar ante los Tribunales de Justicia por un despido injustificado.

Tiene un plazo de 60 días hábiles desde la fecha del despido injustificado.
El plazo para reclamar judicialmente por su despido injustificado se suspende si reclamo ante la Inspección del Trabajo, en el evento que el trabajador interponga el reclamo ante la Inspección del Trabajo por despido injustificado, el plazo para reclamar ante los tribunales se suspende. El plazo de 60 días hábiles continúa corriendo una vez concluido el reclamo administrativo. Sin embargo, no se podrá recurrir a los tribunales después de transcurridos 90 días hábiles desde la separación del trabajador. La terminación de cada contrato de trabajo es una situación diferente, por lo que no existe una fórmula aplicable en todos los casos, no obstante, existen ciertas reglas básicas, tales como que el contrato de trabajo sólo puede terminar por una causa legal; que en los juicios por despido laboral o despido injustificado, la acreditación de la causal corresponde al empleador; que cada vez que termina el contrato de trabajo, debe enviarse aviso de término del mismo; que para despedir a un trabajador con fuero, se requiere autorización judicial; que estando con licencia médica, un trabajador no puede ser despedido por la causal necesidades de la empresa, y otras; cuya omisión o vulneración conducen a que el Juez pueda constatar y declarar que se trata de un despido injustificado. El despido injustificado genera derecho a una indemnización por años de servicio incrementada entre u 30% y hasta un 100%, dependiendo de la causal de despido invocada por el empleador.

despidoinjustificado
mobbing
despidoinjustificado1
dereccholaboralcolectivo
codigodeltrabajo
estudiodecaso
trabajadores-varios